Fernando García Mercadal
Arquitecto y académico

Presentación / 14 de marzo de 2018
La Academia, en colaboración con la Universidad de Alcalá, presentan una investigación sobre la figura del arquitecto Fernando García Mercadal en forma de artículos reunidos en un Anexo de su “Boletín”.

Fernando García Mercadal (1896-1985) fue uno de los arquitectos más importantes en la propagación de las ideas del movimiento moderno en España. Debido a su espíritu aventurero, viajó por Europa en los años veinte lo que le permitió conocer de primera mano a los responsables del Nuevo Racionalismo. Su visión de futuro le llevó a contactar con los mejores arquitectos de su tiempo y traerlos a Madrid a exponer sus ideas y sus obras. Es bien conocido el viaje que, gracias a su mediación, hizo Le Corbusier a Madrid en 1925 mostrando la nueva arquitectura que se imponía en Europa.

García Mercadal nació en Zaragoza el 5 de abril de 1896 y realizó en Madrid una brillante carrera en la Escuela de Arquitectura, que culminó con su graduación con el número uno de su promoción de 1921. Antes de acabar la carrera, en 1919, visitó París con ocasión del final de la Gran Guerra empezando sus periplos europeos; esta visita sería muy diferente de la que hiciera seis años después, en la que conocería a Le Corbusier.

En 1923 ganó el Premio de la Academia de Roma con un proyecto de un Templo monumental dedicado a san Isidro Labrador. Durante sus cuatro años de pensionado en el Gianicolo, tomó Roma como centro desde el que desplazarse largas temporadas a diversas capitales europeas, reforzando sus vínculos con las principales figuras de la arquitectura en ese momento.

Su primera obra fue el Rincón de Goya, que construye en 1927 tras ganar el primer premio en el concurso convocado en Zaragoza. Fue en ese año cuando se produjo su regreso definitivo a España.

Obtuvo por concurso la plaza de arquitecto municipal de Madrid en 1932, como Arquitecto Jefe de la Oficina de Urbanismo y de Parques y Jardines. Desde ese puesto proyectó los jardines de Sabatini del Palacio Real, así como la reforma de los jardines del Museo del Prado o la Plaza de Santo Domingo.

Ganó el Premio Nacional de Arquitectura en 1933 con su proyecto de Museo de Arte Moderno, en la prolongación de la Castellana, y en 1934 ingresó en la Escuela de Arquitectura de Madrid como profesor de proyectos. 

Durante la Guerra Civil tuvo un papel importante en la conservación de los principales monumentos de Madrid (Cibeles, Neptuno, portada del Hospicio, etc.), aunque al finalizar la contienda pasó al ostracismo tras un proceso de depuración. Años después, en 1946, obtuvo el cargo de Arquitecto del Instituto Nacional de Previsión, realizando numerosas construcciones durante el resto de su vida. Al final de la misma alcanzó el reconocimiento de la Academia, siendo nombrado académico en 1980, cinco años antes de su fallecimiento.

Esta publicación, editada a modo de “Anexo” de Academia: Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, se considera pertinente para abordar el estudio de la trayectoria profesional de García Mercadal en el contexto del proyecto moderno, analizar el desarrollo de su obra y completar las investigaciones parciales realizadas hasta ahora sobre él. Y, de esta manera, ofrecer nuevos puntos de vista que permitan realizar una revisión sobre muchos de los aspectos que el arquitecto abordó en su extensa y compleja vida.

Enrique Castaño


 

Presentación

Fernando de Terán Troyano, director de la Real Academia
 

Antonio Bonet Correa, académico de Bellas Artes


Alberto Campo Baeza, académico de Bellas Artes
 

Enrique Castaño Perea, arquitecto, Universidad de Alcalá

 

Galería de imágenes

Información

  • Sala Guitarte
  • Miércoles 14 de marzo, 12:00 horas
  • Entrada libre y gratuita hasta completar aforo

Organizadores