Beca de Investigación en Nueva York 2021

Academia / 26 de mayo de 2021
Beca de Investigación en Nueva York 2021

La Beca de Investigación en Nueva York, promovida por la Fundación Arquia y la Academia, ha sido concedida en su séptima edición al proyecto “De los Promontory al Seagram: técnica y poética de la envolvente" de la arquitecta Andrea Blat Tatay, entre un total de treinta solicitudes presentadas.

El jurado de la VII Beca de Investigación en Nueva York –constituido por Fernando de Terán (urbanista y académico), Alberto Alonso Saezmiera (arquitecto y patrono de la Fundación Arquia), Alberto Campo Baeza (arquitecto y académico) y Soledad Candela (arquitecta y directora de la Fundación Arquia)– otorgó la beca por unanimidad al proyecto De los Promontory al Seagram: técnica y poética de la envolvente, presentado por la arquitecta Andrea Blat Tatay. Como proyecto suplente fue elegido Paisajes urbanos entrópicos, del arquitecto Javier de Andrés de Vicente. Además, se concedieron menciones a los proyectos Womanizing New York: an inclusive manifesto for Manhattan por Tatiana Sabrina Poggi, El arte como revulsivo: una herramienta posible para rehabilitar nuestros territorios por Eloi Ruana Gironès, y Aire y luz: los ‘pulmones’ de la vivienda colectiva por Virginia de Jorge Huertas.

Titulada por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Valencia (ETSAV), Andrea Blat Tatay cursó diseño y planeamiento urbanístico en la Hafen City Universität de Hamburgo (HCU) y realizó el máster en ingeniería arquitectónica en el Illinois Institute of Technology (IIT) de Chicago. En el ámbito profesional, coordina los proyectos del estudio Blat Tatay Arquitectos.

De los Promontory al Seagram: técnica y poética de la envolvente da continuidad y amplía la investigación desarrollada por Andrea Blaten su tesis doctoral Permanencia y cambio en la obra americana de Mies van der Rohe: los Promontory Apartments como campo de experimentación, un análisis historiográfico iniciado durante la estancia de la autora en el Armour College of Engineering de Chicago. A la experiencia acumulada en Chicago, la estancia de la becaria en Nueva York permitirá contextualizar las aportaciones conceptuales de Mies van der Rohe en las dos ciudades más relevantes de la etapa del arquitecto en Estados Unidos, contribuyendo a ampliar el conocimiento del sentido y alcance de su obra desde la perspectiva actual.

La revisión crítica de la modernidad llevó a una parte de la historiografía a cuestionar la importancia de la obra americana de Mies van der Rohe. Sus rascacielos fueron considerados pragmáticos e impersonales, simple arquitectura corporativa, y en algún caso se denunciaron herencias clasicistas que objetaban la modernidad de sus planteamientos constructivos. Andrea Blat propone reconsiderar esos análisis y ampliar el campo de investigación al caso específico del rascacielos. El argumento de partida es la aceptación de que Mies van der Rohe realizó un esfuerzo deliberado por crear un nuevo lenguaje arquitectónico con significación artística. Es decir, los sistemas constructivos empleados por el arquitecto y su materialización condicionaron conscientemente los resultados, su arquitectura estuvo centrada tanto en la resolución de aspectos técnicos como compositivos o visuales y su voluntad se articuló en torno a la “poética de la construcción”.

El proyecto de la becaria pretende ensanchar el campo de conocimientos sobre la obra de Van der Rohe, mostrando las características de su exploración en torno a la edificación en altura. La génesis del rascacielos tuvo lugar con los Promontory Apartments (1946) y su culminación se produjo en su edificio Seagram (1954). La investigación abordará los ocho años transcurridos entre ambos proyectos, así como las ideas de Mies en relación al uso de los materiales y de la tecnología para construir y dar forma a la envolvente del edificio.

Con los primeros croquis de un cerramiento de acero y vidrio para los Promontory Apartments, Mies inició una serie repetitiva construida por primera vez en los 860-880 Lake Shore Drive y completada en el edifico Seagram. Una serie en la que siguió trabajando y reelaborando proyectos posteriores donde la repetición de los montantes metálicos verticales dotaba de sutiles cualidades plásticas a sus construcciones. La repetición fue el mecanismo elegido para afianzar un nuevo lenguaje, reducido a sus elementos esenciales. Su obstinada insistencia en repetir y perfeccionar algunos temas, otorga a la arquitectura de Mies van der Rohe un carácter ritual que la acerca a la verdad esencial a la que aspiraba el arquitecto. El análisis de Andrea Blat persigue demostrar que la forma no fue el objetivo del trabajo de Mies, pero sí el resultado de una meditada construcción cuya objetividad y claridad se dirigió, en última instancia, a la consecución de valores poéticos.

En Nueva York, Van der Rohe construyó su rascacielos definitivo, el Seagram Building. Partiendo de un planteamiento fundamentalmente conceptual y no meramente descriptivo o técnico, Andrea Blat profundizará en el pensamiento arquitectónico de Mies y, particularmente, en el concepto de envolvente y la evolución de su relación con la estructura, a través de textos, dibujos, conferencias y otras manifestaciones de lo que el arquitecto denominó “pensamientos constructivos”.

Por lo que respecta a la metodología, el carácter historiográfico de la investigación exigirá estudiar en el archivo más importante sobre Mies van der Rohe, el Garland Archive, que custodia el Museum of Modern Art en Nueva York. Sus fondos, parcialmente publicados, constituyen la fuente de información fundamental para cualquier investigador que aborde el estudio de la obra del arquitecto. Desde 1932, el MoMA ha contribuido a definir la ortodoxia de la arquitectura moderna. En él tuvo lugar la primera muestra monográfica sobre Van der Rohe.

Además, en la ciudad de Nueva York tienen su sede otras instituciones con importantes fondos documentales para la investigación de la becaria, como el Avery Architectural & Fine Arts Library de la Columbia University, y una importante red de museos y centros culturales. También Nueva York ofrecerá la posibilidad de contrastar las hipótesis y los resultados del proyecto de investigación con prestigiosos profesores de Columbia como Felicity D. Scott, Mark Wigley y Juan Herreros, de la New York University como Jean-Louis Cohen o de la Universidad de Princeton como Beatriz Colomina.

Por otra parte, el proyecto de Andrea Blat también pretende abordar las conexiones de la arquitectura española con la americana, y específicamente la influencia de los pensamientos constructivos de Mies van der Rohe. A partir de la década de 1950, muchos arquitectos españoles optaron por la utilización de la técnica como el principio de una arquitectura austera, de valores éticos, claridad conceptual y reduccionismo formal.