Les Frères Duport
Guillermo Turina y Manuel Minguillón

Concierto / 11 de septiembre de 2020
Les Frères Duport Guillermo Turina y Manuel Minguillón
Interpretado por Guillermo Turina (violonchelo) y Manuel Minguillón (cuerda pulsada) la Academia presenta el disco “Les Frères Duport. The Paris Sonatas”, editado por el sello discográfico Cobra Records.
Jean-Pierre y Jean-Louis Duport fueron dos de los músicos más importantes de su tiempo. Su influencia fue determinante para situar al violonchelo en el lugar que le corresponde hoy en día. Nacidos en París en 1741 y 1749 respectivamente, fue en la capital francesa donde dieron sus primeros pasos musicales. Jean-Pierre comenzó sus estudios con el célebre violonchelista Martin Berteau, debutando públicamente con una de sus primeras sonatas en 1761 en las veladas musicales del Concert Spirituel que se organizaban en el Palacio de las Tullerías. El éxito fue inmediato. Rápidamente se convirtió en uno de los músicos habituales de aquellos conciertos, alabado por la crítica. Tal y como recogía el Mercure de France, “el instrumento ya no es reconocible entre sus manos. Habla, expresa, hace que todo vaya más allá de este encanto que se creía que era exclusivamente del violín”. Por otro lado, la primera aparición de Jean-Louis ante el público parisino se produjo en el mismo escenario en 1768, tras seguir las enseñanzas de su hermano mayor. Como no podía ser de otra manera, también se consolidó en aquellos conciertos participando hasta los inicios de la década de 1770.

Como todos los grandes músicos del momento, los Duport quisieron probar fortuna ante el público de Londres. Aunque no viajaron juntos, ambos cosecharon grandes éxitos en la escena londinense. Sin embargo, el viaje que cambiaría sus vidas y la historia del violonchelo para siempre aún no se había producido. Jean-Pierre marchó a Alemania en 1773 con la intención de ofrecer algunos conciertos y, en poco tiempo, ya estaba trabajando en la corte de Federico “El Grande” de Prusia. Sus capacidades no pasaron desapercibidas y fue nombrado superintendente de la música en 1786 con la llegada al trono de Federico Guillermo II. Probablemente por ello y por el estallido de la revolución francesa, en 1789 Jean-Louis marchó junto a su hermano, siendo contratado como primer violonchelista de la corte.

El florecimiento y la calidad musical de aquella corte junto a los intereses del monarca hicieron que los mejores músicos pasaran por allí y compusieran para los Duport. Tal es el caso de Haydn y Mozart, con sus cuartetos prusianos, y de Beethoven, que escribió para tocar junto a ellos sus Sonatas op. 5; las primeras sonatas de la historia de la música para violonchelo y piano. Además, durante aquellos años Jean-Pierre escribió su último libro de sonatas y Jean-Louis su famoso método Essai sur le Doigté du Violoncelle et sur la Conduite de l’Archet.

En 1807 Jean-Louis regresó a París donde volvió a ofrecer conciertos y recibió el nombramiento de profesor de violonchelo del conservatorio en 1812. Jean-Pierre permaneció en Alemania trabajando para la corte prusiana hasta su fallecimiento, el 31 de diciembre de 1818. Jean-Louis murió el 7 de septiembre de 1819 en París. Gracias a su constante trabajo y a sus esfuerzos por mejorar la técnica los Duport dejaron para la posteridad el origen del violonchelo romántico, no sólo con la evolución de las obras que ellos mismos compusieron sino gracias a la que otros músicos escribieron para ellos.

La música seleccionada para el disco fue publicada en París y nunca había sido grabada anteriormente. Pertenece a los años de juventud de los hermanos Duport. Aunque no puede asegurarse, probablemente algunas de estas sonatas son las que interpretaron en sus primeros conciertos en el Palacio de las Tullerías. Las sonatas de Jean-Pierre forman parte de sus dos primeros libros, publicados entre 1766 y 1772. La Sonata V de su segundo libro cuenta con una peculiaridad. Se conserva un manuscrito en la biblioteca de la Universidad de Eichstätt, en cuyo segundo movimiento, Adagio, se encuentra una cadencia escrita –probablemente por el propio autor– que ha sido incluida en el disco. Las tres sonatas de Jean-Louis componen la totalidad de su segundo opus.

La elección de la cuerda pulsada como instrumento acompañante podría parecer un tanto anacrónica por tratarse de un repertorio cercano al clasicismo. Pero esta decisión responde a la búsqueda y acercamiento al estilo y sonido que los Duport presentaron en sus apariciones en el Concert Spirituel. Tal y como recogen numerosos testimonios publicados en el Mercure de France entre 1763 y 1765, Jean-Pierre Duport tocaba asiduamente en los salones de París junto al laudista bohemio Josef Kohaut, aunque se trataba de un instrumento que apenas se seguía utilizando.
 
 

Presentan

Javier Illán, violinista y director de orquesta

Mikaela Vergara, periodista de Radio Clásica RTVE

Guillermo Turina, autor del disco

Manuel Minguillón, autor del disco
 
 

Concierto

GUILLERMO TURINA           violonchelo

MANUEL MIGUILLÓN          cuerda pulsada
 
 
Jean-Louis Duport (1749-1819)
Sonata I, op. 2
  1. Allegro
  2. Rondeau
 
Jean-Pierre Duport (1741-1818)
Sonata IV, op. 2
  1. Allegro
  2. Adagio
  3. Allegro molto
 

Guillermo Turina

Manuel Minguillón

 

Información

  • Salón de actos
  • Viernes 11 de septiembre, 12:00 horas
  • Entrada libre y gratuita hasta completar aforo
  • Uso obligatorio de mascarilla

Organizan