Goya en el Museo de la Academia

La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando posee trece magníficos cuadros de Francisco de Goya y Lucientes. Dentro de la producción del gran pintor español, con el cual se abre el arte contemporáneo, son obras maestras.
Alguna, como "El Entierro de la Sardina", que formó parte de las cinco tablas en las cuales Goya dio libre curso a la invención, es un auténtico paradigma del valor universal de la pintura. El expresionismo moderno debe a Goya toda su osadía al tratar pictóricamente una escena callejera. Otro tanto puede afirmarse a pro­pósito de sus autorretratos. Sinceros y penetrantes son verdaderos documentos acerca de su personalidad. Igual sucede con los retratos de sus coetáneos y amigos y los de encargo oficial. En estos últimos, pese al aparato, propio del personaje, dominan también los valores psicoló­gicos y su asombrosa formar de pintar. En la sala de la Academia se puede corroborar nuestro aserto.

Al breve pero preciso y certero catálogo, realizado por la subdirectora y la conservadora del Museo, hay que añadir la remodelación de la Sala llevada a cabo con ocasión del 250 aniver­sario del nacimiento de Goya. El espacio en donde se exhiben los cuadros de Goya corresponde a la categoría del gran pintor. Dentro de las estancias del antiguo palacio barroco de Goyeneche, en donde desde la segunda mitad del siglo XVIII se aloja la Academia, es sin duda alguna, el salón principal del edificio. Goya, que de todos los artistas académicos ha sido el que ha sobre­pasado las fronteras de lo habitual o común, bien merece todos los honores de la casa. El salón principal de la planta noble sirve así para que la Academia realce en tan brillante aniversario dig­namente la obra del genial pintor español.
 

Obras de Goya en el Museo

Publicaciones especializadas

La Tirana. 2001

(14,5 Mb)