Calcografía Nacional

Vanity & Time Jonathan Becker

Retrospectiva dedicada a Jonathan Becker, el gran retratista de la “jet set” internacional.

Vanity Fair cumple 100 números y quiere celebrarlo a lo grande con una exposición dedicada al legendario fotógrafo estadounidense Jonathan Becker, uno de los mejores retratistas de Hollywood y la jet set internacional. La Calcografía Nacional de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, que alberga la mejor colección de Goya tras la del Museo del Prado, acogerá Vanity & Time, un recorrido por los retratos más sorprendentes y reveladores hechos por Becker a lo largo de sus casi treinta y cinco años de carrera.

“Cada personaje que fotografío es el más difícil y desafiante en ese instante. A veces mi trabajo parece fácil, pero eso es porque tengo mucha práctica, he aprendido bien y disfruto de lo que hago" , dice Becker, que ha plasmado para Vanity Fair al rey Juan Carlos durante unas vacaciones en República Dominicana, a Isabel Preysler en su casa de Puerta de Hierro (España) o a los barones Heinrich y Carmen Thyssen-Bornemisza en su palacio de Lugano (Suiza). Todas estas imágenes estarán expuestas en la muestra Vanity & Time, además de otras del escritor Mario Vargas Llosa, la duquesa Cayetana de Alba, el exbanquero Mario Conde, Luis Alfonso de Borbón, la diseñadora Carolina Herrera, el empresario Fernando Fernández-Tapias y el bodeguero Carlos Falcó y su pareja, Esther Doña.

Becker recuerda anécdotas de todos los protagonistas de sus fotoreportajes para Vanity Fair. “Quedé bastante prendado de Isabel Preysler. Estamos hablando de una señora que no tiene ninguna dificultad en hacerte sentir cómodo en su presencia. Ha elevado el don de gentes a una forma de arte. Y, una vez que ha definido sus límites, es una gran colaboradora", dice. Sobre el rey Juan Carlos, rememora: “La sesión con el rey emérito fue bastante informal y relajada. Lo que más me llamó la atención de él es que me prestaba atención y parecía no tener ni una gota de vanidad. Cuando veo las fotografías que le hice, siento que me estaba mirando a mí en el mismo instante en que estaba siendo fotografiado. El rey no estaba posando, estaba percibiendo. Eso hizo posible retratos extremadamente honestos”.

La lista de celebridades internacionales que se han rendido al arte de Jonathan Becker, y que también forman parte de esta muestra, es larga: el príncipe Carlos de Inglaterra y Camila de Cornualles, Carla Bruni, Madonna, Nicole Kidman, Calvin Klein, Oscar de la Renta, Tom Ford, John John Kennedy, Bianca Jagger o Gloria Vanderbilt, entre muchos otros.

Becker nació en 1954 y creció en la ciudad de Nueva York. A mediados de la década de 1970 se trasladó durante un año a París, para vivir tutelado por el fotógrafo Brassaï, con quien tuvo la suerte de aprender sobre la geografía del espíritu humano a través de los retratos. Brassaï animó a Becker para mostrar la luz del alma, una esencia única a través de una intensa labor de observación del carácter de los individuos. Comenzó entonces su carrera como retratista en la revista Interview, donde fue publicado su primer trabajo en 1973. 

A su regreso a Nueva York, llevaba su cámara allá donde fuese, incluyendo el restaurante Elaine, lugar clave del momento situado en el Upper East Side. En él se reunían los más prominentes neoyorquinos e ilustres visitantes de la época; escritores, periodistas, actores y socialités.

En 1981 llevó a cabo una exposición en Rentschler Gallery de Nueva York, que incluía una serie de imágenes tomadas en el interior del mencionado Elaine. La obra de Becker cosechó los elogios de la crítica además de aportarle gran visibilidad a su trabajo. Atrajo la atención de Frank Zachary, editor jefe de Town & Country, entonces en su máximo apogeo, quién le invitó a disparar para la revista. Allí fue donde el joven fotógrafo desarrolló aún más su pasión por el retrato periodístico junto a Slim Aarons (fotógrafo estadounidense destacado por sus fotografías a la alta sociedad y a las celebridades europeas y americanas desde los años 50 hasta finales de los 70).

En 1983, la directora de arte Bea Feitler le invitó a contribuir con sus retratos al relanzamiento de la revista Vanity Fair (USA), los cuales se convirtieron en un elemento básico de la revista: Robert Mapplethorpe, Jack Kevorkian, Jocelyn Wildenstein y Martha Graham, así como un sinnúmero de integrantes de la alta sociedad, artistas y jefes de estado. Trabajos tan dispares como fotografiar el primer encuentro de los miembros de la tribu Yanomami o plasmar las primeras imágenes del Príncipe de Gales y Camilla Parker Bowles juntos en el mismísimo Palacio de Buckingham, le han valido para ser fotógrafo colaborador de la cabecera desde entonces, bajo la dirección editorial de Graydon Carter.

Becker es conocido por su estrecha colaboración con Bob Colacello, Alex Shoumatoff y otros escritores de Vanity Fair, para los que documenta sus grandes historias, así como por su esfuerzo artístico para inmortalizar los proyectos financiados por la Fundación Rockefeller, en los cinco continentes.

Becker también ha contribuido ampliamente con sus retratos y reportajes de The New Yorker, Vogue, W, The Paris Review, además de muchas otras publicaciones.

Las huellas de Becker residen en colecciones públicas y privadas de todo el mundo, incluyendo el Whitney Museum of American Art, en Nueva York. En 2015, El Museo de Arte SCAD presenta A Fashionable Mind: photographs by Jonathan Becker a cargo de André Leon Talley. Ésta es la primera exposición individual de Becker en más de treinta años y su primer trabajo a modo retrospectivo en el museo. Con más de sesenta obras, A Fashionable Mind muestra las contribuciones significativas de Becker a la fotografía contemporánea a través de sus retratos y refleja las diversas experiencias humanas. Sus paisajes de peso, tanto de la naturaleza como la figura humana, van más allá de los detalles superficiales, y con ellos lleva a cabo una exploración más profunda y personal.

Las fotografías muestran la extraña habilidad de Becker para capturar los estados sociales-culturales de la individualidad, así como la ironía y la crudeza del espíritu humano.

Se han publicado cuatro libros dedicados únicamente a las fotografías de Becker: Bright Young Things: London (Assouline 2002); Studios by the Sea: Artists of Long Island’s East End, con Bob Colacello (Abrams; 2002), una monografía titulada Jonathan Becker: 30 Years at Vanity Fair (Assouline 2012) y A Fashinable Mind que cataloga la exposición retrospectiva de Becker en el SCAD, comisariada por André Leon Talley, publicada en 2016.

En 2016, Jonathan Becker ha sido investido Doctor Honoris Causa en Humanidades por el afamado Savannah College of Art and Design en Georgia.


Cartel "Vanity & Time". PDF (253 Kb)

Información

  • Calcografía Nacional
  • Martes a sábado: 10 a 14 y 17 a 20 h
  • Domingos y festivos: 10 a 14 h
  • Lunes cerrado
  • Entrada gratuita
  • Prohibido fotografías en la sala

Organizadores

Te puede interesar

El próximo martes 25 de junio, el Archivo y la Biblioteca permanecerán cerrados por acto institucional. Disculpen las molestias

Scroll al inicio