Cristóbal Halffter
Antón García Abril

Concierto / 17 de diciembre de 2021
Cristóbal Halffter Antón García Abril
La Academia rinde homenaje a los compositores Cristóbal Halffter y Antón García Abril, referentes categóricos de la música europea contemporánea, en un concierto interpretado por la Orquesta Sinfónica de la Universidad Alfonso X el Sabio, con Rafael Aguirre como solista de guitarra, bajo la dirección del maestro José Ramón Encinar.
Orquesta Sinfónica de la UAX          sección de cuerda       
 
Rafael Aguirre                                    guitarra solista

José Ramón Encinar                          director
 
 
 
 

Programa

Johann Sebastian Bach (1685-1750)
Aria de la Suite n. 3 en Re mayor BWV 1068

Cristóbal Halffter (1930-2021)
Pourquoi?

Antón García Abril (1933-2021)
Concierto mudéjar
 
Cristóbal Halffter (Madrid, 1930 – Villafranca del Bierzo, 2021) fue uno de los compositores más importantes de la Generación del 51, de la que también formaron parte Luis de Pablo, Carmelo Bernaola, Ramón Barce, Josep Soler, Román Alís o Joan Guinjoan, referentes de la música española del siglo XX. Esta generación renovó el panorama musical español con la introducción de técnicas vanguardistas como la atonalidad, el dodecafonismo, el serialismo o las músicas concreta y electrónica.

Cristóbal Halffter nació en el seno de una familia con honda tradicional musical: fue hijo de una concertista de piano y sobrino de los compositores Rodolfo y Ernesto Halffter. Cursó sus estudios elementales en Alemania, país al que se trasladó la familia huyendo de la guerra civil. De vuelta a España, continuó su formación en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, donde estudió composición con Conrado del Campo y se graduó en 1951, obteniendo el premio extraordinario con la obra para orquesta Scherzo. También recibiría enseñanzas de Alexandre Tansman y André Jolivet. Completó su formación con estudios de dirección de orquesta.

Tuvo una gran repercusión su Antífona pascual en 1952 y al año siguiente fue galardonado por su Concierto para piano y orquesta. Becado en París en 1954, residió con su tío Ernesto en la capital francesa donde estableció contacto con Albert Blancafort. Tres años más tarde obtuvo la beca de Italia, estableciéndose en Roma y Milán, lo que le permitió relacionarse con Bruno Maderna, Luigi Dallapiccola y su discípulo Luciano Berio. Entre 1955 y 1963 dirigió la Orquesta Falla. Siguió una exitosa carrera como compositor y director, escribiendo música que combinaba la tradición autóctona con elementos de vanguardia.

Catedrático de composición en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid desde 1961, asumió su dirección entre 1964 y 1966, abandonando el cargo para dedicarse a la creación y la dirección orquestal. Obtuvo en 1967 las becas de la Ford Foundation de Nueva York y la DAAD de Berlín. Entre 1970 y 1978 fue lector en la Universidad de Navarra e impartió cursos en el Internationale Ferienkurse für Neue Musik en Darmstadt. Presidió la sección española de la International Society for Contemporary Music entre 1976 y 1978, y al siguiente año dirigió el estudio de música electrónica de la Heinrich Strobel Foundation en Friburgo. Entre 1986 y 1989 se ocupó de la cátedra de composición del Conservatorio de Berna.

La música de Cristóbal Halffter abarca un amplio espectro, desde composiciones corales o electrónicas a música de cámara y orquestal. Su propuesta se caracterizó por un profundo compromiso con el ser humano y los problemas sociales del mundo contemporáneo. En 1968 compuso la cantata para solistas, recitantes, coros y orquesta Yes, speak out yes (Sí, di sí en voz alta), con texto de Norman Corwin, por encargo de las Naciones Unidas, para conmemorar el vigésimo aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Su compromiso social tuvo reflejo en muchas otras obras, como Planto por las víctimas de la violencia para grupo de cámara y electroacústica (1971), Réquiem por la libertad imaginada (1971), Elegías a la muerte de tres poetas españoles (1975) o Memento a Dresden (1996), un encargo de la Filarmónica de Dresde en la que el maestro rindió homenaje a las víctimas de la ciudad alemana, pero también de Guernica, Coventry e Hiroshima. En 1991 fue uno de los firmantes del Manifiesto de los Músicos por la Paz, contra la guerra del Golfo Pérsico.

Entre 1952 y 1956 compuso varias obras religiosas (Ave Maria, Panis angelicus, Antifona pascual y Misa ducal), a las que siguieron las piezas orquestales Concertino para orquesta de cuerda (1956) y Dos movimientos para timbal y orquesta de cuerda (1956). Tras una asimilación de la música serial, cuyo ejemplo más destacado es Sonata para violín solo (1959), evolucionó hacia formas más personales de composición. Su producción posterior incluyó Microformas (1960), para orquesta, situada en el atonalismo; Formantes (1961), móvil para dos pianos; Sinfonía para tres grupos instrumentales (1963); Secuencias (1965); las obras vocales Misa para la juventud (1965) y Symposium (1966); Líneas y puntos (1966), para veinte instrumentos de viento y cinta magnetofónica; Anillos (1968), para orquesta; Fibonacciana (1969); un ciclo vocal sobre textos de san Juan de la Cruz integrado por Noche pasiva del sentido (1970), para soprano, dos percusionistas y cuatro magnetofones, y Noche activa del espíritu (1973); Pinturas negras (1972); Gaudium et Spes-Beunza (1973); Procesional (1974); Concierto para violonchelo (1974); la cantata Oración a Platero (1974); Variaciones sobre la resonancia de un grito (1977); Officium defunctuorum (1978), para solistas, coros y orquesta, estrenada en Les Invalides de París; Concierto para violonchelo y orquesta (1979); Jarchas de dolor de ausencia (1979); Debla (1980), para flauta; Tiento (1981), para gran orquesta; Fantasías sobre la sonoridad de Haendel (1982); Dona nobis pacem (1984); Concierto segundo para violonchelo y orquesta (1986), homenaje a Federico García Lorca en el 50 aniversario de su muerte; Variaciones Dormund II (1987), para conmemorar la constitución de la ciudad; Motetes (1989); Concierto para cuatro saxofones y orquesta (1991); Mural sonante (1994), inspirada en la obra de Antoni Tàpies; Las turbas (1996) y Odradek (1997), homenaje al escritor Franz Kafka, estrenada en Praga por la Orquesta Filarmónica Checa. El Teatro Real de Madrid estrenó en el año 2000 su ópera Don Quijote, con libreto de Andrés Amorós, grabada en 2003 en el Auditorio Nacional de Música con la Orquesta Sinfónica de Madrid y el Coro Nacional de España bajo la dirección de su hijo Pedro Halffter, y presentada en Kiel (Alemania) al año siguiente. También en 2003 tuvo lugar el estreno de Adagio en forma de rondó para orquesta, obra encargada por la Filarmónica de Viena, dirigida por Semyon Bychkov, para el Festival de Salzburgo. En 2008 Kiel acogió el estreno de su segunda ópera, Lázaro.

Cristóbal Halffter fue Prix d’Italia della RAI (1976), miembro de la European Academy of Science, Arts and Humanities de París (1980), Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes (1981), miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (1983), miembro de la Akademie der Künste de Berlín (1985), Medalla de oro del Instituto Goethe (1988), Medalla de oro de la Junta de Castilla y León (1988), Premio Nacional de Música (1989), miembro de la Academia Real de Suecia (1989), miembro de la Bayerische Akademie der Schönen Künste de Múnich (1990), Premio Montaigne de la Hamburger Stiftung F.V.S. (1994), Premio Fundación Guerrero de Música Española (1994), Premio Europeo de Composición de Karlsruhe (1995), miembro de la Academia Europea de Ciencias y Artes (1997) y Premio Fundación BBVA ‘Fronteras del Conocimiento’ en la categoría de Música Contemporánea (2009).

Dirigió a las orquestas más importantes, entre otras la Filarmónica de Berlín, Orquesta de la Radio de Baden-Baden, Tonhalle de Zúrich, Orquesta Nacional de Francia, Orquesta Nacional de España, Orquesta Sinfónica de Londres, Orquesta Sinfónica de Madrid u Orquestas de Suisse Romande, Bamberg y Hamburgo.
 
Antón García Abril (Teruel, 1933 – Madrid, 2021) fue maestro de varias generaciones de compositores a través de su Cátedra de Composición en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, desde 1974 hasta 2003. Su amplio repertorio incluye obras de ópera, ballets, cantatas, piezas orquestales, música de cámara, conciertos, canciones, obras para piano, guitarra, etc. Escribió, con gran éxito, mucha música para teatro, televisión y cine, por lo que recibió en 2014 la Medalla de Oro de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas.

Su lema “la cultura es libertad” describía bien su personalidad, generosa en sus juicios, afirmando y confirmando que todas las estéticas eran necesarias, siempre que guardaran un equilibrio perfecto entre la técnica y la intuición musical.

Su legado es de extraordinaria importancia en diversos géneros: ópera (Divinas Palabras, la primera ópera española que sirvió para inaugurar la remodelación del Teatro Real), orquesta sinfónica (Concierto mudéjar, Celebidachiana, El mar de las calmas, Variaciones concertantes, Hemeroscopium, Lumen…), conciertos para violín, piano, flauta y piano, violonchelo, viola, guitarra, dos guitarras, dos pianos... (Juventus, Concierto de las tierras altas, Cantos de Ordesa, Poemario, Cadencias, Concierto de Gibralfaro…), ballet (Don Juan, Fuenteovejuna, La gitanilla, Danza y Tronío), música de cámara (quinteto para viento-metal, cuartetos de cuerda, tríos, dúos…), obra didáctica (Cuadernos de Adriana, Música de cámara para niños, Vademécum…).

Su otra pasión, la poesía, le llevó a escribir más de ciento treinta canciones, con textos de grandes poetas, recogidas muchas de ellas en un box de cinco CD’s con la participación de quince de los más significativos nombres de la lírica española.

Obtuvo numerosos galardones y premios, destacando entre ellos los prestigiosos Premio Nacional de Música, Premio Fundación Guerrero, Premio Iberoamericano de la música “Tomas Luis de Victoria”, Premio Aragón, Medalla de oro al Mérito de las Bellas Artes o la Gran Cruz de Alfonso X El Sabio. Fue miembro de número de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, miembro honorífico del Claustro Universitario de las Artes de la Universidad de Alcalá de Henares y Doctor Honoris Causa por la Universidad Complutense de Madrid y por la Universidad de las Artes de La Habana.

Fue uno de los compositores españoles más interpretado y querido tanto por grandes intérpretes nacionales (Victoria de los Ángeles, Plácido Domingo, Montserrat Caballé, Teresa Berganza, Ainhoa Arteta, José Bros, María Bayo, Leonel Morales, Leticia Moreno, María José Montiel…), como internacionales (Hilary Hahn, Truls Mork, Akiko Suwanaii, Nils Mönkemeyer, Zandra McMaster…).
 

José Ramón Encinar

Orquesta Sinfónica de la UAX

Rafael Aguirre

 

Información

  • Salón de actos
  • Viernes 17 de diciembre
  • 12:00 horas
  • Entrada libre y gratuita hasta completar aforo
  • Uso obligatorio de mascarilla